Comer Compulsivamente (Historia de Adriana)

Hola Amigos,

 

Para hoy hemos recibido el testimonio de Adriana, una integrante del programa Comedores Compulsivos Anónimos, el cual aborda dicho problema con la comida, como una adicción.

Utilizando las herramientas que los alcohólicos han usado con tanto éxito para dejar la bebida, muchos comedores compulsivos alrededor del mundo han logrado liberarse de la esclavitud de la comida.

Este testimonio nos llega en un momento ideal, pues los próximos 12, 13 y 14 de octubre tendrá lugar en Bogotá una convención nacional de Comedores Compulsivos Anónimos.

El sábado 12 de octubre en la mañana, habrá una jornada dedicada exclusivamente a dar información a médicos, que han sido un pilar muy importante en el desarrollo de esta comunidad, al remitir a aquellos casos “perdidos” a los que no les ha funcionado ningún tratamiento o cirugía y quienes finalmente, han podido encontrar una luz de esperanza para su problemática en Comedores Compulsivos Anónimos (tal como ha sucedido con los alcohólicos desahuciados en Alcohólicos Anónimos).

Me despido esperando que les guste esta historia y que alguien pueda encontrar una luz a través de ella.

Ramiro Calderón

Business & Personal Coach

¿Deseas ayudar a un ser querido? http://bit.ly/Ayudaenviando

Si necesitas ayuda, puedes escribirme a calderon.ramiro@gmail.com o contactarme en https://ramirocalderon.wordpress.com/coaching/

______________________________________

Hola Ramiro

 

Quiero escribirte y contarte mi historia; yo
padezco de una de las peores adicciones que un ser humano puede tener, soy
adicta a la comida. Digo que es una de las peores porque como seres humanos
podemos dejar el licor para siempre, los narcóticos, hasta las relaciones y el
sexo, pero no podemos dejar de comer.

 

Cuando era muy joven, comía mucho; me servía
dos o tres veces completo (sopa, carne arroz, papa y hasta ensalada) y no
engordaba (juventud, divino tesoro), quizás por eso nadie me decía que estaba mal
ni pensaba que tenía problemas con la comida. Por el contrario, tuve un novio
que su plan favorito era salir a comer porque le encantaba la pasión que yo tenía
con la comida. Cuando salía de viaje, la comida me hacía efecto, subía
rápidamente de peso, parte del cual bajaba cuando regresaba, pero otra parte
no; así comencé a subir de peso poco a poco, con el pasar de los años.

 

Pasados los 30 años, sin ser gorda pero
queriendo volver a mi delgado cuerpo, comencé a probar diferentes dietas. Puedo
decir que todo lo que probé funcionó… por un tiempo, pero luego volvía a subir
los kilos que había perdido. Hace unos años me subí casi 10 kilos del peso al
que me había acostumbrado (52 kilos) y con una dieta súper estricta logré bajar
de nuevo, pero nunca llegué al peso que anhelaba que era apenas 50 kilos. Al
poco tiempo ya había recuperado dos más, peso en el cual me mantengo ahora (54
kilos) gracias a la conciencia de saber qué me hace subir de peso y cómo puedo
controlarlo, si puedo decir que lo controlo.

 

Me fue muy difícil aceptar que tenía un
problema con la comida, pues había decidido que cuando tenía hambre fuera del
horario de comidas o simplemente ganas de comer, lo hacía con productos sanos
como maní, zanahoria, apio, etc. Pero después me di cuenta que el problema no
es únicamente lo que como sino cómo me lo como… con ansiedad y tratando de
tapar mis sentimientos de impotencia, angustia, estrés, y muchos más.

 

Pasé por varios médicos, al fin uno de ellos
me sugirió, después que le conté mi historia, asistir a un grupo de Comedores
Compulsivos Anónimos donde me apoyarían la guía dietética que él me había dado.
En las reuniones del grupo (basadas en el Programa de Doce Pasos)  pude identificar mi problemática real; no es
el peso, era mi relación disfuncional con la comida, saber por qué como
compulsivamente, cómo parar (usando las herramientas que el Programa tiene) y
por lo tanto, mantenerme en un peso adecuado. Puedo decir que todas las dietas
funcionan porque en todas nos dicen cómo comer saludablemente, pero no nos
enseñan a identificarnos como seres humanos integrales, nuestra mente y nuestro
espíritu también están unidos a nuestro cuerpo y todo influye en nuestra vida,
manifestado nuestros problemas de diversas formas; cuando los problemas llegan,
volvemos a comer como lo hacíamos antes y volvemos a engordar, en muchos casos,
más que antes.

 

Llevo un par de años en los grupos y estoy
feliz, identifiqué mi problema y ahora puedo convivir sanamente con él pero sin
bajar la guardia, porque para recaer, solo necesito un bocado de una de las
comidas compulsivas que he identificado en mi. En octubre, Comedores
Compulsivos Anónimos realizará la Convención Nacional en Bogotá a donde
acudirán no solo quienes tienen una relación disfuncional con la comida, sino
también los profesionales de la salud para que sepan que hay un programa que
los apoya en su labor médica para que los resultados sean más permanentes e
integrales.

 

Por si alguien está interesado, el evento se
realizará los días 12, 13 y 14 de octubre en el hotel Dann de la calle 103 con
15; el sábado en la mañana está destinado a dar información a los médicos. Para
información, pueden escribir a ccabogota@yahoo.com
o llamar al 3154966043.

 

Espero que mucha gente se concientice de su
problema con la comida como yo lo hice, hacer algo por resolver los problemas,
es el primer paso para tener la felicidad todos los días en nuestra vida.

 

Con aprecio

 

Adriana

 

Espera el próximo sábado a las 10:00 am, Un día con una comedora compulsiva

 

Ramiro Calderón

Autor de “Un Favor Antes de Morir”
(Primera novela que aborda con profundidad el tema de las adicciones del nuevo
milenio). Si deseas ayudar a un ser querido enviándole anónimamente la novela o
cualquier otro libro sobre adicciones, puedes hacer click en el siguiente
vínculo: 
http://bit.ly/Ayudaenviando

calderon.ramiro@gmail.com

https://ramirocalderon.wordpress.com/coaching/

 

Directorio de
Grupos de Apoyo gratuitos o económicos para el tratamiento de adicciones
convencionales y adicciones del nuevo milenio:

https://ramirocalderon.wordpress.com/coaching/directorio-grupos-de-apoyo/

Si deseas
compartir tu opinión, experiencia, fortaleza o esperanza en el manejo de alguna
adicción, siéntete libre de hacer un comentario al final de este Blog,
escribiéndome al mail: calderon.ramiro@gmail.com o usando el formulario de contacto anónimo en https://ramirocalderon.wordpress.com/coaching/

Si quieres recibir
notificaciones sobre los temas que saldrán al aire, o tips diarios sobre otros
asuntos relacionados con comportamientos compulsivos, sígueme en las redes
sociales:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s