¡Puedes cambiar tu vida!

No te martirices más. Él(ella) cambiará cuando esté listo(a); no cuando tú quieras, ni cuando lo necesites. No te sumerjas en la oscuridad de tu propia vida por tratar de mostrarle la luz a alguien que no está listo para verla.

Los esfuerzos que haces para cambiar y controlar lo que está fuera de tu alcance no funcionan. Se parecen al esfuerzo y las maromas que hace un jugador de bolos después de que lanza la bola lenta, para que esta se desvíe y acierte en el punto clave.

No importa cuántos esfuerzos hagas, no importa el poder de tu mirada penetrante, no importa cuánto pujes, grites y te desgañites. La bola seguirá su curso, y la persona continuará con su vida.

Lo que sí puedes cambiar es a ti mismo(a). Puedes comenzar a poner distancia entre esa persona y tú, si sus conductas te hieren o maltratan. Puedes comenzar a poner límites sanos si sientes que estás permitiendo que esa persona afecte áreas de tu vida que no debería. Si lo que te molesta es que no obedece, o no hace lo que tú quieres, puedes comenzar a trabajar en ti, y en tu necesidad de controlar lo que no puedes. Pero de cualquier manera, la solución y el camino hacia un mayor bienestar están dentro de ti.

 

No sigas pensando que la felicidad llegará el momento en que él(ella) finalmente haga lo que tú quieres que haga. Hazte cargo de ti mismo(a) y cambia lo único sobre lo que realmente tienes poder. ¡A ti mismo(a)!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s