Reconciliémonos con los rituales – Por Ramiro Calderón

Yo solía despreciar todo tipo de rituales (matrimonios, grados, bautizos, etc,) Pensaba que no eran más que actos protocolarios superficiales y superfluos; que lo más importante era lo que uno llevaba por dentro: el amor, la pasión y el conocimiento.

Pensaba, y todavía pienso, que el ritual no hace al médico, al abogado, al hombre adulto o al hombre casado; pensaba que lo importante era todo el período previo de preparación antes del ritual.

Sin embargo, con el tiempo me he dado cuenta de que los rituales nos preparan emocional, espiritual y psicológicamente para dejar atrás una etapa de la vida y entrar a otra. Los rituales marcan puntos de quiebre en nuestras vidas.

Hay rituales privados y públicos, formales e informales. Lo importante es que los veamos como un punto de referencia para el cambio en nuestras vidas.

Desde ese punto de vista, todos son importantes. La pareja de enamorados que dicen sí ante Dios y ante la sociedad, los rituales de año nuevo, la novia que quema todas las cartas y fotografías de su ex, la celebración de un cumpleaños…

Todos tienen un efecto mágico al permitirnos dejar atrás el pasado y prepararnos para el futuro.

 

Los rituales marcan puntos de quiebre en nuestras vidas. Nos permiten desprendernos del ayer y prepararnos para el mañana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s